DEHONIANOS

Venerable Juan León Dehon

Fundador de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús
(Reparadores – Dehonianos)

El Padre León Juan Dehon nació en La Capelle (Francia), el 14 de Marzo de 1843. Después de completar sus estudios medios, cursó Derecho en la Universidad de La Sorbona en París graduándose a la edad de veinte años.

HISTORIA DE LA CONGREGACIÓN

LOS INICIOS

Los inicios de la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (PP. Reparadores en España y Dehonianos en el mundo) se remontan al día 13 de julio de 1877, cuando, en medio de una intensa vida espiritual el P. Dehon, con la autorización de su obispo, inicia en noviciado.Un año después, el día 28 de junio de 1878, emite los votos religiosos. Nace así, a la sombra del Colegio San Juan, el Instituto de los Oblatos del Corazón de Jesús. Colegio e Instituto, frutos del espíritu de fe y de celo apostólico, siempre tan emprendedor, del P. Dehon.

El comienzo fue próspero y estuvo lleno de esperanzas… Pero un incendio destruyó el Colegio. Además, incomprensiones y malentendidos provocaron una intervención de la Santa Sede, que manda clausurar el Instituto recién fundado. La dura prueba encontró al Fundador humilde y disponible y puso al descubierto su profundo espíritu de fe y de abandono antes los designios de la Providencia. También gracias a esa actitud, el P. Dehon recibirá la autorización de reabrir el Instituto, que así resucita sobre bases más sólidas y evangélicas. Era como una primavera después de la prueba del “consummatum est”. La denominación del Instituto cambia. La primera, “Oblatos del Corazón de Jesús“, era muy querida al P. Dehon, porque expresaba perfectamente su espiritualidad. A partir de 1884, el título oficial se convertirá en Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús.

EUROPA

En 1878, se inicia la obra dehoniana en San Quintín, en Francia. En 1883, se abre, en Sittard, en Holanda, el primer seminario menor para los que aspiraban ir a las misiones. En 1889, en Bélgica, en Clairfontaine, se abre otro seminario menor. En 1891, se abre la primera residencia en Roma, destinada al Gobierno General y a estudiantes clérigos. En 1895, la primera casa en Luxemburgo. En 1903, en Dinamarca (hasta 1951). En 1904, la Congregación se establece en Bohemia (que a partir de 1919, forma parte de Checoslovaquia), de donde se retira en 1948. En 1907, en Finlandia; 1907, en Italia; 1909, en Austria; 1911, en Suecia; 1912, en Alemania; 1916, en España. 1923, en Suiza. En 1928, se abre la primera casa de la Congregación en Polonia, en Cracovia. En 1936, en Inglaterra; en 1947, en Portugal. En 1970, en Escocia. En 1978, en Irlanda. En 1985, se comienza en Yugoslavia. Con la reciente configuración del mapa europeo, la Congregación se introduce en los países recién creados (Ucrania, Bielorrusia, Eslovaquia, Croacia, Moldavia).

ÁFRICA

En 1897, el Padre Dehon, acepta la misión del Congo y, el 25 de diciembre de aquel año, el P. Grison, proveniente de Ecuador, celebra la misa de Navidad, inaugurando así la misión de San Gabriel, cerca de Stanleyville (actual Kisangani). En 1898, algunos Dehonianos llegan a Túnez, donde permanecerán por espacio de dos años. En 1910, se inicia la misión del Camerún. En 1923, la prefectura apostólica de Gariep, en África del Sur, es confiada a los hermanos alemanes. En 1947, los primeros Dehonianos italianos llegan a Mozambique. En 1974, están en Madagascar religiosos de la Provincia Italiana Meridional, a los cuales se unen, en 1982, algunos portugueses. En el año 2004 comenzará la presencia de la congregación en Angola con la participación de religiosos de las Provincias de Mozambique, Portugal e Italia del Norte.

AMÉRICA

Es en América Latina donde la Congregación realiza su primera actividad misionera ad gentes. Ya en 1888, diez años después de la fundación del Instituto, el P. Dehon envía dos religiosos a Quito, en Ecuador. Allí permanecerán hasta 1896, cuando fueron expulsados por el gobierno masónico. Fue así como comenzó nuestra presencia en el continente americano. En 1893, nuestro padres inician el apostolado social en el Nordeste de Brasil. En 1910, cuatro dehonianos se dirigirá hacia Canadá, iniciando así la obra de la Congregación en América del Norte. En 1903, la presencia dehoniana se extendía también a la región meridional de Brasil. En 1920, la Congregación está presente en los Estados Unidos. En 1923, se abre la misión entre los “pieles rojas” de Lower Brule, en Dakota del Sur. En 1938, un primer grupo de Dehonianos holandeses, italianos y españoles llega a Argentina. En 1940, se acepta la nueva parroquia “El Salvador“, en la ciudad de Montevideo, en Uruguay. En 1950, nos establecemos definitivamente en Chile donde, desde 1948, algunos cohermanos holandeses estaban ejerciendo allí su ministerio. En 1953, dos misioneros españoles comienzan la actividad misionera en Venezuela. En 1997, 100 años después de iniciar nuestra presencia en Ecuador y en América, tres religiosos españoles volvieron a encarnarla en la ciudad de Bahía. Recientemente se ha iniciado una nueva presencia pastoral en Méjico.

ASIA

El territorio misionero del Sur de Sumatra (Indonesia) fue confiado a la Congregación el día 27 de diciembre de 1923. Los tres primeros Dehonianos (dos padres y un hermano) llegaron allí el 23 de septiembre de 1924. Por iniciativa del XVIII Capítulo General, fue creada una misión en las Filipinas. Cohermanos de varias Provincias participan en esa presencia dehoniana en Asia. Una nueva experiencia de trabajo internacional surgió en los años 90 en la India con dehonianos venidos de diversas nacionalidades. Se encuentra en período de estudio una futura presencia en Vietnam.

CARISMA

Partiendo de la visión evangélica de nuestro Fundador, el P. Dehon, descubrimos y experimentamos en el signo del Costado Abierto y del Corazón traspasado de Cristo, nuestro Salvador, el amor único y totalmente gratuito de Dios, que salva.

Acogiendo al Espíritu, que hace de nosotros nuevas criaturas, queremos corresponde a ese amor siguiendo la vida de Jesús en la profesión de los consejos evangélicos, uniéndonos en su perfecta oblación al Padre y a los hermanos hasta la donación total de sí mismo en la cruz y queriendo imitar a María en su plena disponibilidad al proyecto de Dios, ofreciendo todo lo que hacemos, sobre todo nuestras personas y nuestras vidas, para el servicio del Reino.

Prestamos así nuestra humilde colaboración en la obra reparadora de Cristo, sirviendo a la misión de la Iglesia del Señor en constante atención a los hombres, llevando el amor y la reconciliación de Dios principalmente a los más necesitados de amor.

Nos esforzamos en vivir en comunidades fraternas como realización de la nueva fraternidad posible en Cristo, uniendo nuestras fuerzas y haciendo de nuestras personas un don recíproco. Nutrimos y fortalecemos nuestra vocación de amor y reparación en la Eucaristía, celebrando la adoración a Cristo en su donación suprema para la salvación de los hombres y para gloria y alegría de la Trinidad.

CRUZ DEHONIANA

SIGNIFICADO DE LA CRUZ DEHONIANA

La Cruz Dehoniana® suele llamar la atención por su forma y por el corazón “vacío” que aparece en el centro. El primer diseño de esta cruz, que recoge toda la tradición de la cruz de profesión ya usada desde los inicios por los primeros religiosos, surgió en Alemania. Con el paso de los años la cruz dehoniana ha ido extendiéndose por todas las comunidades religiosas y países en los que estamos presentes.
Para los Dehonianos el amor de Dios se expresa de un modo radical en la Cruz. Es ahí, en el crucificado, donde encontramos la muestra más grande de un amor que se entrega, que se da, que se hace para todos. Por eso nuestra cruz tiene un corazón vacío, porque ya se ha entregado por completo. Porque el amor de Dios, con Jesús, se nos da sin medida.
Pero al mismo tiempo, ese vacío y entrega de Jesús en la cruz nos interroga y nos llama a responder con nuestra generosidad, a descubrir el verdadero amor, como quien nace de nuevo y abre los ojos al mundo, maravillado y sorprendido. Lo decía nuestro fundador, el padre León Dehon: “Del Corazón de Jesús abierto en la cruz, nace el hombre de corazón nuevo”. ¿Te atreves?

ORACIÓN

Señor Jesús, dame un corazón nuevo

hecho a imagen del tuyo, infunde un espíritu nuevo

en el fondo de mi ser, que me mantenga abierto a Dios, Padre nuestro,

y disponible a aquellos que comparten conmigo

el camino de la vida.

A ti, que vives y reinas, por los siglos de los siglos.

Amén.