MODELO PEDAGÓGICO DEHONIANO

¿Qué es?

Por primera vez nuestros centros han diseñado conjuntamente un modelo educativo, que generara una visión común, respetando las individualidades de cada centro, y define nuestras opciones pedagógicas ante los enormes cambios sociales que estamos viviendo, ante los nuevos retos evangelizadores y ante las oportunidades que se nos presentan en nuestro tiempo.

Es un conjunto de opciones de tipo pedagógico que afectan a todos los centros dehonianos de España y que van a orientar las decisiones más importantes a nivel pedagógico en los próximos años.

Es un documento normativo, vinculante y oficial para nuestros colegios.

¿Cúales son sus objetivos?

Objetivo General

y

Establecer las líneas esenciales de nuestro estilo pedagógico y sus opciones metodológicas para lograr el perfil de alumno dehoniano.

Objetivos Específicos

Colocar al alumnado en el centro del aprendizaje, atendiendo a sus características individuales.

Dotar al alumno de las experiencias educativas, emocionales y espirituales que le permitan participar en la sociedad y mejorarla.

Definir las opciones metodológicas que van a marcar nuestra acción docente en los próximos años.

Potenciar en los docentes los valores y actitudes del estilo pedagógico Dehoniano.

Al poner al alumno al centro debemos replantearnos esquemas educativos en los que se da a todos los mismo. Para atender personalizada y personalizadoramente a cada alumno es necesario adoptar metodologías activas que permitan un nuevo rol más activo al alumno para que pueda construir su propio aprendizaje, y adquiera destrezas que le ayuden a enfrentar la vida cotidiana: el trabajo en equipo, la reflexión, la creatividad, la resolución de problemas, la empatía y la comprensión del otro, el compromiso por un mundo más justo. Esto exige un nuevo rol del docente, que se concebirá más como un orientador, un guía, un acompañante, un inspirador, más que la única fuente del conocimiento.

En este contexto las TIC desempeñan un papel fundamental porque ofrecen muchas posibilidades para adoptar estrategias distintas según las necesidades de cada alumno.

La evaluación es un aspecto esencial del proceso enseñanza- aprendizaje. Queremos que sea más formativa, consensuada con los alumnos, centrada en el aprendizaje y no en la calificación, que sea integral: autovaluación, heteroevaluación, coevaluación.

Por último, las metodologías activas nos ofrecen modos de hacer que permiten todo esto. Sin embargo, no queremos dejar a gusto del consumidor esta opción tan determinante. Por ello hemos elegido dos metodologías sobradamente contrastadas a nivel científico como base de nuestra práctica docente:

  • El aprendizaje cooperativo.
  • El aprendizaje basado en proyectos.

De modo complementario fomentaremos otro tipo de herramientas pedagógicas como pueden ser: la cultura del pensamiento, el trabajo por rincones, la gamificación, el aprendizaje y servicio, etc. Nuestro enfoque no puede ser dogmático, por lo tanto queremos combinar los nuevos modos con aquellas buenas metodologías de siempre.En cualquier caso, los nuevos desafíos nos exigen nuevas estrategias. No se trata de cambiar por cambiar, sino de ofrecer a nuestros alumnos lo mejor que podemos darles. El rumbo está fijado.Ahora ya solo nos toca a todos remar a una.