La Consejería de Educación de Castilla y León comunicó ayer que los centros docentes no universitarios permanecerán cerrados, salvo necesidades específicas necesarias para garantizar la continuidad de las actividades lectivas no presenciales, manteniéndose las tareas y funciones no presenciales del profesorado al objeto de garantizar la continuidad de su labor docente.

El cierre será efectivo desde este momento y mientras permanezca el estado de alarma.

Valladolid, a 23 de marzo de 2020.

COMUNICADO